Delincuentes usan narcóticos en robo de viviendas

escopolamina

La escopolamina, también conocida como burundanga, es un alcaloide tropánico que se encuentra como metabolito secundario de plantas en la familia de las solanáceas como el beleño blanco (Hyoscyamus albus), la burladora o borrachero (Datura stramonium y otras especies), la mandrágora (Mandragora autumnalis), la escopolia (Scopolia carniolica), la brugmansia (Brugmansia candida) y otras plantas de los mismos géneros.

La delincuencia ha usado nuevamente desde finales del año pasado la escopolamina, una droga popularmente conocida como burundanga. Se ha incrementado la frecuencia de casos en los que este narcótico es usado en los robos a casas o apartamentos. Los cuerpos policiales del Distrito Capital han procesado denuncias de víctimas que fueron sometidas con esa sustancia poco antes de ser despojadas de los bienes que tenían en sus residencias.

La escopolamina o burrundanga es conocida como la “droga de la violación”. Tiene un efecto adormecedor. También ocasiona pérdida de memoria y el quebrantamiento de la voluntad. Su presentación más conocida con fines delictivos es en polvo. Generalmente, es disuelto de forma subrepticia en las bebidas que suministran en ciertos locales nocturnos. Lo mismo se logra cuando se expone a cualquier mucosa. Fuentes policiales aclararon que el alcaloide en esa presentación no causa efectos sobre la piel expuesta.

El uso de la escopolamina por parte de los delincuentes se ha extendido en España, Colombia, México, Ecuador y Venezuela. Primero fue con fines sexuales, luego para facilitar los secuestros o “paseos millonarios” y ahora en los robos a viviendas.

Se conocen casos denunciados en Santa Fe, Bello Monte y El Paraíso, aunque de estos, solo el de Santa Fe tuvo un desenlace violento. En ocasiones las denuncias son realizadas con varios días de retraso. De igual forma, se han conocido varios casos de robos con violencia en casas o apartamentos del Distrito Capital. Las bandas operan indistintamente en Macaracuay, La Trinidad, La Florida y El Cementerio.

NOTA: La escopolamina puede ser mortal según la condición física del inoculado. La vitamina C y la atropina contrarrestan los efectos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s