Maestros frenarían el bullying con vigilancia

?????????Durante las jornadas de bienestar psicológico en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), maestros, psicólogos y especialistas en redes sociales y leyes hablaron sobre este fenómeno que afecta a la población estudiantil y que conlleva a daños morales, emocionales y físicos, que requieren de la atención de expertos.

Trabajar en conjunto padres, representantes, autoridades y los diferentes grupos que conforman la comunidad, fue la petición que la psicóloga clínica y especialista en orientación y vínculo familia-colegio Geraldine Morillo, quien explicó a los presentes la necesidad de frenar el bullying con vigilancia activa.

Sugirió que los maestros deben realizar guardias rotativas para mantener vigilados a los alumnos en todos los espacios, incluyendo baños, canchas deportivas, comedores, transportes escolares, patios y pasillos, lo cual fue apoyado por el auditorio. Precisó también que los maestros deben elaborar manuales de convivencia, levantar el diagnóstico de los acosos con sus características, hacer partícipes a los padres y sancionar, para no ser permisivos o ciegos ante esas conductas.

Recordó que en todo acoso hay víctima, victimario y espectadores, y señaló que en la mayoría de los casos tanto la víctima como el agresor aprendieron la conducta en sus hogares. Tomar en serio las denuncias de los estudiantes y conversar por separado con los actores del acoso, llamando a los padres para que estén al tanto y colaboren en la solución de la situación.

Fuente: UN

Lo que debe saber para evitar que acosen a sus hijos en internet

ciberacosoDesde hace unos años, los niños parecen nacer con un sexto sentido que les permite dominar las nuevas tecnologías con total naturalidad desde su más tierna infancia. Computadoras, tablets o teléfonos móviles inteligentes forman parte de su vida casi desde que dan sus primeros pasos, por lo que cada vez se exponen mucho más pronto a los riesgos que entraña la red.

El anonimato que impera en internet hace que redes sociales, foros o chats se hayan convertido en uno de los mayores riesgos para los niños, ya que su uso sin supervisión las convierte en un caldo de cultivo ideal para todo tipo de ataques. Esto no significa que estas herramientas sean nocivas. Al contrario, un uso responsable de las mismas reporta numerosos beneficios derivados del intercambio de ideas con otras personas. Por ello, la labor de los padres consiste en educar a sus hijos para que no se conviertan en víctimas o ciberacosadores.

Para tratar de que los más pequeños se relacionen con la tecnología e internet con total seguridad, desde el blog “Laboratorio Ontinet.com” se ofrece una serie de consejos a los padres para evitar que sus hijos sufran algún tipo de acoso mientras navegan por la red.

  1. Recordar a los menores que acosar a otra persona por la red es un delito castigado por la ley, por lo que deben denunciar si están siendo objeto de persecución. Las acciones realizadas en las redes sociales dejan rastro. Localizar a los instigadores suele ser sencillo.
  2. Educar en la tolerancia: Enseñar a respetar la diversidad y fomentar la convivencia social en armonía debería ser un precepto obligatorio en todos los hogares. Sólo así inculcaremos a nuestros hijos el respeto hacia los demás.
  3. Detectar los indicios a tiempo: Darse cuenta de que un niño puede ser víctima de acoso en los primeros momentos implica frenar los problemas que pueden producirse a largo plazo. Estar atentos a sus reacciones cuando navega por internet, a posibles cambios de personalidad o monitorear su actividad en la red suelen ser herramientas eficaces.
  4. Denunciar: Si es testigo de un comportamiento que entra en la categoría de ciberacoso, hay que denunciarlo. En caso de que descubra que su hijo acosa a otros menores es fundamental evitar que el problema vaya a más, adoptando las medidas necesarias para evitar que continúe con esa actitud. Si los padres se desentienden, lo más probable es que el problema crezca hasta provocar consecuencias desastrosas.

Fuente: ABC

El acoso escolar o bullying

BullyNo lo parece pero son muy frecuentes los casos de acoso entre los niños y jóvenes en edad escolar, muchos padres de familia han vivido esa experiencia cuando asistían a la escuela, sin saber qué decir y cómo actuar.

¿Qué es el Bullying?

El bullying es el acoso continuo contra un niño o adolecente efectuado por otro u otros con mayor poder, ya sea por fortaleza física o por nivel social y se caracteriza porque quien lo ejerce, ostenta el abuso de poder por desequilibrio de fuerzas, acompañado de un deseo de intimidar y dominar. El bullying se da casi siempre entre jóvenes de edades similares en escuelas o colegios y por lo general, sucede entre una o varias personas, dejando a quien recibe el maltrato, en total indefensión. El término bullying proviene del holandés y significa acoso.

El primero que empleó el término “bullying” en el sentido de acoso escolar en sus investigaciones fue Dan Olweus, quien implantó en la década de los ’70 en Suecia un estudio a largo plazo que culminaría con un completo programa anti acoso para las escuelas de Noruega.

Anteriormente, el acoso escolar no era un tema muy difundido, pero debido al incremento de los casos de persecución y agresiones en los centros educativos que ha llevado a muchos escolares a vivir situaciones verdaderamente aterradoras, se ha convertido en un problema que merece atención especial.

El bullying está presente en casi cualquier medio, no es exclusivo de algún sector de la sociedad o del género, aunque en el perfil del agresor sí se aprecia el predominio del género masculino, tampoco existen diferencias en lo que respecta al agredido.

El agresor acosa a la víctima cuando está sola, en los baños, en los pasillos, en el comedor, en el patio. Por esta razón, los maestros muchas veces no se dan por enterados de estas situaciones.

Sin embargo, no se trata de un simple empujón o comentario, se trata de una situación que si no se detiene a tiempo, puede provocar severos daños emocionales a la víctima.

Esta práctica que se vuelve frecuente en los niveles de primaria y secundaria, en otras partes del mundo, se está adaptando a la tecnología, dando como resultado el cyber bullying, es decir, el acoso a través de Internet específicamente en páginas web, blogs o correos electrónicos.

Consecuencias del bullying en el o los agresores

El o los agresores, pueden convertirse posteriormente en delincuentes, la persona se siente frustrada porque se le dificulta la convivencia con los demás, cree que ningún esfuerzo que realice vale la pena para crear relaciones positivas con sus compañeros.

Consecuencias para la víctima

Evidente baja autoestima, actitudes pasivas, pérdida de interés por los estudios, lo que puede llevar a una situación de fracaso escolar, trastornos emocionales, problemas psicosomáticos, depresión, ansiedad, pensamientos suicidas, lamentablemente algunos jóvenes, para no tener que soportar más esa situación llegan al punto de quitarse la vida.

Cómo se comporta un agresor

Quienes ejercen el bullying lo hacen para imponer su poder sobre el otro logrando con ello tenerlo bajo su completo dominio a lo largo de meses e incluso años.

El niño o varios de ellos, comúnmente en grupo, constantemente tienen actitudes agresivas y amenazantes sin motivo alguno contra otro u otros niños.

Cualquier cosa es para ellos motivo de burlas.

Su forma de resolver conflictos es por medio de la agresión.

No es nada empático, es decir no se pone en el lugar del otro.

Comportamiento de las víctimas del bullying

Son comúnmente niños tímidos y poco sociables. Ante un acoso constante, lógicamente se sienten angustiados, tensos y con mucho miedo.

El niño o adolescente se muestra agresivo con sus padres o maestros.

Comienzan a poner pretextos y diversos argumentos para no asistir a clases, ni participar en actividades de la escuela.

Presentan bajo rendimiento escolar.

La víctima comienza a perder bienes materiales sin justificación alguna o piden más dinero de lo normal para cubrir los chantajes del agresor.

En los casos más severos presentan moretones o agresiones evidentes en la cara y el cuerpo.

Cómo prevenir el bullying en la familia

La familia es la principal fuente de amor y educación de los niños, a partir de ella el niño aprende a socializarse basado en los valores, normas y comportamientos enseñados en casa, debe evitarse que el hogar se convierta en un escenario hostil o por el contrario demasiado permisivo, porque es muy probable que estos ambientes extremos hagan que los niños adquieran conductas agresivas.

Otro papel de la familia es estar informada constantemente, existen cursos para orientar a los padres sobre cómo mantener alejados a sus hijos del bullying, éstos se basan normalmente en el amor y la comunicación entre padres e hijos, la observación para detectar inmediatamente cualquier conducta anormal en el niño, estar pendiente de sus actividades, la existencia de límites y normas, así como el vigilar que se cumplan.

Estos cursos le dan atención especial a la inteligencia emocional, es decir enseñan a los padres cómo ayudar a sus hijos a controlar sus emociones y comportamientos hacia los demás de tal manera que puedan convivir sanamente.

Descubra las cinco cosas que no debería publicar en Facebook y otras redes sociales

facebookDistintos usuarios de Facebook, creen que al actualizar su configuración de privacidad, solo sus amigos pueden verlo, pero no es así, ya que hay distintas formas de descubrir sus datos personales si suministra información de cualquier tipo a través de las redes sociales.

Sin embargo, el problema comienza cuando no sabe realmente quién está mirando toda la información que suministra a través de su usuario.

En este sentido, en algunas oportunidades somos víctimas del hackeo, o cualquier tipo de persona puede estar viendo todo lo que hay en su cuenta.

A continuación una lista de 5 cosas que nunca debería publicar en Facebook u otras redes sociales.

  1. Las fechas de nacimientos completas

Cuando el usuario divulga toda la información sobre su fecha de nacimiento, está facilitando una de las 3 o 4 piezas fundamentales de información personal que puede servirle como herramienta a los delincuentes. Lo mejor es no colocar estos datos, ya que es de suponerse que sus amigos lo saben.

  1. El estado civil

A los acosadores les resulta útil enterarse de cada uno de los datos de las personas a las que atacarán, por lo cual no debe definir su “estado civil” ya que este les permite obtener la información necesaria para cometer el delito, por lo cual es necesario que este espacio lo deje en blanco en su perfil.

  1. La ubicación actual

A muchos usuarios les gusta etiquetar a su familia y a sus amigos en Facebook para especificar dónde se encuentran y con quiénes están, esto le da pistas a los ladrones.

Al colocar todos estos detalles, ellos pueden deducir el momento adecuado en el cuál pueden atacarlo. Así que es mejor publicar las fotografías una vez que llegue a su casa para que no se enteren de su ubicación.

  1. Decir que está solo en casa

Es muy importante que los padres se aseguren de que sus hijos nunca coloquen a través de las cuentas que se encuentran solos en casa, publicar este tipo de información en las redes sociales es totalmente peligroso para su familia.

  1. Fotos de sus hijos etiquetados con sus nombres

Muchos padres orgullosos, publican fotos y vídeos de sus hijos en Facebook y otras redes sociales sin pensarlo dos veces. Incluso hasta reemplazan las fotos de sus perfiles para colocar las de ellos.

Nueve de cada diez padres ha suministrado información importante de sus hijos, entre ellas nombre completo, fecha y hora en la que nacieron.

Este tipo de información podría ser utilizada por los depredadores para atraer a su hijo. Un delincuente podría usar el nombre de su hijo y los de sus familiares y amigos para construir confianza y convencerle de que en realidad no es un extraño porque sabe información detallada de su vida.‎

Fuente: BlackBerryVzla