Maestros frenarían el bullying con vigilancia

?????????Durante las jornadas de bienestar psicológico en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), maestros, psicólogos y especialistas en redes sociales y leyes hablaron sobre este fenómeno que afecta a la población estudiantil y que conlleva a daños morales, emocionales y físicos, que requieren de la atención de expertos.

Trabajar en conjunto padres, representantes, autoridades y los diferentes grupos que conforman la comunidad, fue la petición que la psicóloga clínica y especialista en orientación y vínculo familia-colegio Geraldine Morillo, quien explicó a los presentes la necesidad de frenar el bullying con vigilancia activa.

Sugirió que los maestros deben realizar guardias rotativas para mantener vigilados a los alumnos en todos los espacios, incluyendo baños, canchas deportivas, comedores, transportes escolares, patios y pasillos, lo cual fue apoyado por el auditorio. Precisó también que los maestros deben elaborar manuales de convivencia, levantar el diagnóstico de los acosos con sus características, hacer partícipes a los padres y sancionar, para no ser permisivos o ciegos ante esas conductas.

Recordó que en todo acoso hay víctima, victimario y espectadores, y señaló que en la mayoría de los casos tanto la víctima como el agresor aprendieron la conducta en sus hogares. Tomar en serio las denuncias de los estudiantes y conversar por separado con los actores del acoso, llamando a los padres para que estén al tanto y colaboren en la solución de la situación.

Fuente: UN

5 hábitos que “parecen” inofensivos

evita-sedentarismoDe acuerdo con un estudio de la Universidad de Duke, en Estados Unidos, más del 40% de las acciones que realizamos diariamente son hábitos. Los investigadores detallan que para cambiar estos hábitos se necesitan al menos tres semanas, es decir, 21 días; tiempo en el que se generan modificaciones en los patrones neurológicos.

Si analiza su comportamiento de un solo día, se dará cuenta que hace cosas de forma automática, que pueden dañar su cuerpo como las siguientes:

  • Uso excesivo de computadoras. Permanecer sentados frente a la computadora no sólo genera sedentarismo y es un factor de riesgo para la obesidad, sino que afecta el bienestar y la salud mental.
  • Escuchar música a volumen muy alto. De acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, la exposición repetida a ruidos fuertes puede causar pérdida de audición.
  • Tomar refrescos de dieta. Los edulcorantes artificiales que contienen estas bebidas engañan al cerebro para que incremente el consumo de alimentos.
  • Beber jugos. Un estudio revela que al tomar un vaso de jugo se incrementa el consumo de calorías, debido a la cantidad de azúcar que contiene. Además, se reduce el contenido de fibra y vitamina.
  • No dormir bien. La privación de sueño está vinculada con los cambios en la cognición, aumenta la depresión y afecta el sistema inmune. Incluso, es un factor de riesgo para la obesidad, accidentes cerebrovasculares y diabetes.

Es importante que analice los hábitos que tiene, así como una forma saludable de eliminarlos. De esta manera no sólo mejorará su calidad de vida, sino que su cuerpo estará en óptimas condiciones.

Fuente: Banca & Negocios

Una de cada tres personas tiene miedo a volar

superar-miedo-volarEl pánico a volar, un problema que afecta a un tercio de la población mundial, ha llevado a las compañías aéreas a tratar de ayudar a estos pasajeros. Dos tercios de las personas con aerofobia no vuelan nunca, mientras que el resto lo hace, en la mayoría de los casos, por exigencias de su trabajo o cuando no pueden recurrir a otro medio de transporte.

Las estadísticas sobre la seguridad no ayudan a pasar el mal momento. Ni una década sin accidentes aéreos hará entrar en razón al aerofóbico, como tampoco reforzarán su miedo catástrofes o místicas desapariciones de aviones como la que se vive en estos días en Malasia.

La aerofobia la sufren por regla general un tipo determinado de personas. Se caracterizan por ser desconfiadas e inseguras, y por eso mismo, no creen que alguien pueda solucionar su problema.

También se ha observado al menos una curiosidad en el comportamiento de muchos aerofóbicos, como es el hecho de que su ansiedad se reduce si vuelan en primera clase. Por lo demás, la sensación de no tener el control sobre lo que sucede en el aire o el desconocimiento de cómo funciona un avión, son algunas de las razones irracionales que provocan la aerofobia.

Fuente: EFE

Hoy arranca el Mundial Brasil 2014

Mundial20141Los conflictos se apaciguan, los estudiantes cierran los libros, las rencillas familiares se postergan, los pueblos se unen, los gobernantes respiran: este jueves comienza el Mundial Brasil-2014, el mayor evento a escala global.

Salvo en el país anfitrión, que acumula tensiones de sectores sociales indignados por la alta factura del Mundial estimada en 11.000 millones de dólares y el temor contenido a nivel deportivo por otro Maracanzo 64 años después, que hasta podría ser un mazazo a la dignidad nacional.

Brasil rompe el fuego con Croacia con el peso de iniciar el camino hacia la sexta corona, la primera en casa, y sin opciones: lo único que vale sí o sí es levantar la Copa en Maracaná el 13 de julio.

El Arena Corinthians de Sao Paulo, símbolo de los atrasos en las obras del Mundial, albergará el jueves a unas 60.000 personas y 12 jefes de Estado en la ceremonia inaugural, mientras cientos de millones de personas en el mundo la seguirán por televisión, para quienes la vida estará dedicada casi exclusivamente al fútbol durante un mes.

Jennifer Lopez, Pitbull y Claudia Leitte y unos 660 bailarines animarán la fiesta, que después deberán completar Neymar y sus compañeros en el campo de juego, aunque el partido ante Croacia para nada puede ser anunciado como un baile.

Venezuela no es ajena a este acontecimiento, el cual hará que muchos venezolanos dediquen parte de su tiempo a olvidar, por momentos, los problemas que aquejan a nuestra sociedad. Se experimentará menos tráfico en algunas horas y probablemente mayor afabilidad entre los ciudadanos.

Fuente: La Patilla